Preguntar al camello de tu gimnasio no es la mejor manera de aprender a entrenar y alimentarte

Hay que ir al gimnasio a cuidarse, no a machacarse

Hay que ir al gimnasio a cuidarse, no a machacarse

Actualmente parece que ir al gimnasio se ha convertido en sinónimo de sufrimiento. Parece que mucha gente mide la calidad de sus entrenamientos según su nivel de sufrimiento: si sufre mucho, cree que el entrenamiento ha sido bueno… y si sufre poco, cree que ha perdido el tiempo en el gimnasio. Mucha gente sale de las clases colectivas encantada de lo mal que lo ha pasado, y entre la gente que hace pesas es habitual considerar que cada serie...

leer más