Preguntar al camello de tu gimnasio no es la mejor manera de aprender a entrenar y alimentarte

¡Hasta las narices de que me hablen de excusas!

¡Hasta las narices de que me hablen de excusas!

En un post anterior comenté que en mi opinión las fotos motivadoras de fitness no sólo no sirven para motivar, sino que su objetivo es desmotivar, causar insatisfacción, e inducir a la gente a comprar suplementos, aprovechando esa desmotivación. Bueno, pues dentro de esas fotos “motivadoras” hay unas de las que estoy especialmente harto: las de las excusas. Y es que, claro, eso de luchar contra las excusas tiene otra lectura: inducir a...

leer más