Preguntar al camello de tu gimnasio no es la mejor manera de aprender a entrenar y alimentarte

La máquina contractora de femoral apenas trabaja los glúteos

Todos los gimnasios en los que he entrenado tienen algo en común: la máquina contractora de femoral siempre está siendo usada por una chica. Y cuando esa chica se va, otra chica le sustituye… y la máquina que sirve para contraer el músculo femoral, siempre está en funcionamiento.

El motivo: hay una especie de leyenda urbana del fitness que dice que la máquina contractora de femoral sirve para trabajar los glúteos… es decir, en lenguaje llano: para esculpir el culo. Pero, como tantas leyendas urbanas del fitness, esto, simplemente, no es cierto. La máquina contractora de femoral sirve para contraer los femorales… de ahí su nombre. Si sirviese para contraer los glúteos se llamaría máquina contractora de glúteos (lógicamente).

Las máquinas contractoras de femorales trabajan fundamentalmente los femorales, es decir, los músculos de la parte trasera de la pierna. Es cierto que estos músculos están conectados con los glúteos, por lo que al trabajarlos, también se trabajan los glúteos… pero muy poco. Y la mejor manera de comprobar esto es tocar los glúteos cuando se está trabajando con esta máquina y ver cómo no están en tensión, excepto una pequeña zona.

Pero esto no significa que no se puedan trabajar los glúteos, como acaban pensando muchas chicas que tras varios meses usando la máquina contractora de femoral (y, normalmente, la de abductores y la de aductores), no han conseguido el cambio en su físico que esperaban obtener a cambio de su esfuerzo. Se puede, por supuesto. Y, de hecho, es necesario para una chica que quiera dar buena forma a sus glúteos. Los ejercicios más efectivos para trabajar los glúteos son ciertos ejercicios compuestos, como peso muerto, sentadillas, sentadillas subiendo la barra (thruster), burpees, puente, tabla invertida  o balanceo de una mancuerna. Pero no sólo el tipo de ejercicio es importante, es fundamental saber cuántas repeticiones y series hacer, cuanto tiempo de descanso debes dejar entre series, entre repeticiones y entre entrenamientos, es decir, definir correctamente la rutina de entrenamiento, pues un buen ejercicio hecho de forma inadecuada, entrenando en exceso, etc, no dará un buen resultado. Y también es importante la dieta, por supuesto, aunque hay que tener claro que la dieta sola no construye músculo, por lo que si se quiere dar forma al cuerpo, no es suficiente con hacer dieta, sino que hay que complementarla con ejercicios de fuerza como los que he descrito.

Si quieres conocer dos rutinas en las que trabajarás correctamente los glúteos (a la vez que el resto del cuerpo) puedes probar estas dos rutinas de HIIT que he diseñado.

NOTA: si quieres saber más sobre cómo alimentarte y entrenar de la forma más eficiente posible, sin necesidad de gastar tu dinero en suplementos, te sugiero que leas mi libro Hacer Pesas SIN Suplementos, de venta en Amazon, por sólo 7 euros en versión Kindle, y 16 euros en papel.

Hacer Pesas SIN Suplementos

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. El error más habitual en los gimnasios | Entrenar sin suplementos - [...] tipo de deportivas que usan, por ejemplo) y otros que son habituales y los comete mucha gente (como utilizar ...

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *

Leer entrada anterior
Cala-San-Vicente-Ibiza-Entrenar-Sin-Suplementos
El método de sobrecarga alemán de los años 30

Cerrar