Preguntar al camello de tu gimnasio no es la mejor manera de aprender a entrenar y alimentarte

Cómo la alimentación alta en carbohidratos y química puede llevar a la diabetes

Actualmente está de moda demonizar a las grasas. La corriente mayoritaria dice que las grasas son las culpables de la obesidad, de los problemas cardíacos y de cualquier cosa que uno quiera echarle la culpa. Pero no es así. Ya expliqué cómo lo que hace que acumulemos grasas es la insulina, que se segrega al tomar carbohidratos y determinados productos químicos, no las grasas. Pues bien, esa insulina también es responsable de desarrollar la diabetes tipo II cuando se segrega en exceso… es decir, cuando se sigue una alimentación muy alta en carbohidratos y productos químicos que provocan secreción de insulina.

El proceso es el siguiente: cuando ingerimos carbohidratos y productos químicos, estos provocan que el cuerpo segregue insulina para metabolizarlos. Y todo funciona bien. Pero si tomamos mucha cantidad de carbohidratos y con mucha frecuencia, segregaremos mucha insulina habitualmente… pero llega un punto en el cual la insulina no es capaz de hacer su trabajo. Hemos “forzado la máquina” durante demasiado tiempo, y llegan los problemas. Cuando la insulina no es capaz de asimilar los carbohidratos, se denomina “resistencia a la insulina”, o diabetes tipo II, que tienen varios grados, pero cuando es muy importante, hace necesario inyectarse insulina para poder metabolizar los hidratos de carbono.

Por tanto, esa diabetes tipo II, no es algo que “no pasa”, sino algo que se provoca a base de una alimentación incorrecta, desequilibrada.

Pero la buena noticia es que este proceso es reversible: si bajamos las cantidades de carbohidratos que tomamos, el cuerpo va funcionando cada vez mejor, la diabetes va desapareciendo. Dicho de forma sencilla, al tomar cada vez menos carbos, lo que hacemos es ponerle al cuerpo  su trabajo cada vez más fácil, de forma que sí sea capaz de desarrollarlo… y, efectivamente, cada vez será capaz de desarrollarlo mejor, hasta llegar a un punto en el cual la diabetes desaparezca.

Además, la lucha contra la diabetes se puede ayudar favoreciendo el desarrollo de las fibras musculares rápidas y super rápidas que, como ya vimos, para su funcionamiento necesitan glucosa, por lo que la glucosa que requieran, no llegará a la sangre y, por tanto, no será necesario metabolizarla. Así, cuantas más fibras rápidas y super rápidas tengamos, menos glucosa llegará a la sangre y menos insulina tendremos que segregar.

¿Qué alimentos contienen fundamentalmente hidratos de carbono? Frutas, verduras, cereales, pan, galletas, pasta, arroz. Por tanto, esas dietas que hoy en día mucha gente considera como muy sanas, basadas en ensaladas y fruta, ya vimos como favorecen el almacenamiento de grasa, pero es que también favorecen la aparición de la resistencia a la insulina… esa alimentación puede ser sana para un mono o para una vaca, pero no para los humanos.

¿Qué alimentos contienen gran cantidad de carbohidratos y, además, de productos químicos? Zumos de frutas envasados, bebidas refrescantes envasadas, bebidas denominadas energéticas o deportivas, bollería y pastelería industrial, cereales azucarados, alimentos etiquetados como “sin azúcares añadidos” o “sin calorías”, gominolas y chucherías, etc.

Por tanto, para combatir contra la diabetes tipo II es recomendable seguir una dieta con equilibrio entre los 3 macronutrientes (grasas, hidratos de carbono y proteínas), y procurando eliminar los productos químicos, como propone la dieta paleolítica.

Sobre las fibras rápidas, para favorecer su presencia es recomendable evitar los aeróbicos de larga duración y hacer ejercicios anaeróbicos de alta intensidad, con movimientos rápidos, incluir carreras de velocidad, etc. En un post anterior expliqué dos rutinas de interval training (HIIT) que recomiendo para trabajar esas fibras rápidas

 

CONCLUSIÓN

 

Una alimentación que contenga un exceso de carbohidratos y productos químicos puede llevar a la diabetes tipo II, por un exceso de secreción de insulina, que acaba siendo incapaz de desarrollar su función, y degenera en diabetes tipo II.

Si se llega a la diabetes tipo II por una alimentación alta en carbohidratos, el proceso es reversible, cambiando la alimentación a una más equilibrada, como la dieta paleolítica.

La dieta o alimentación paleolítica creo que es la más adecuada tanto para evitar la aparición de diabetes tipo II, como para evitar la obesidad (o, cuando ya se tiene diabetes y obesidad, para lograr curar esa diabetes, y adelgazar).

Los entrenamientos que favorecen las fibras musculares rápidas y super rápidas también son efectivos para combatir la diabetes.


NOTA: si quieres saber más sobre cómo alimentarte y entrenar de la forma más eficiente posible, sin necesidad de gastar tu dinero en suplementos, te sugiero que leas mi libro Hacer Pesas SIN Suplementos, de venta en Amazon, por sólo 7 euros en versión Kindle, y 16 euros en papel.

Hacer Pesas SIN Suplementos

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. No engorda la grasa, engordan los carbohidratos y la química | Entrenar sin suplementos - [...] qué alimentos provocan la secreción de insulina? Los hidratos de carbono, o carbohidratos… que están presentes en frutas, verduras, ...

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *

Leer entrada anterior
Arenal-de Mallorca-Entrenar-Sin-Suplementos
¿Estiramientos o Yoga?

Cerrar